Loader
Influye el entorno

Redes sociales y presión de pares elevan alza de problemas mentales en los adolescentes

El consejo de los pediatras es no usar pantallas, ni objetos electrónicos hasta los tres años, y cuando sean adolescentes, solo una hora durante los días de colegio; dos horas máximo en los fines de semana

  • Por El Mercurio / GDA
  • 12 MAR. 2019 - 1:00 PM
Photo
Los niños tienen cada día más presiones no solo en lo académico, sino también en todos los ámbitos de la vida, muy relacionado con los pares y las imágenes que proyectan en los medios. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La depresión y los desórdenes emocionales son problemas que durante los últimos años han aumentado en todo el mundo. Y, gran parte de ese incremento tiene relación con los jóvenes.

"Solo quiero morir", dice una publicación en Instagram de una menor de edad, que es acompañada de una foto del primer plano de su ojo con lágrimas.

Esa es una de muchas publicaciones de ese tipo que se pueden encontrar en redes sociales, con comentarios de apoyo, pero también críticas y burlas.

Según Daniel Elgueta, psiquiatra, sus pacientes son cada vez más jóvenes.

"Ahora los adolescentes tienen cada día más presiones no solo en lo académico, sino también en todos los ámbitos de la vida, muy relacionado con los pares y las imágenes que proyectan en los medios".

Agrega que las redes sociales promueven un ideal de imagen, que puede llevar a cuadros de trastorno de la autopercepción.

"La delgadez extrema en las mujeres o el desarrollo muscular de los jóvenes es una alta presión que antes los adolescentes no tenían", asegura. Asegura que "la vida que proyectan los influencers es de un vivir lúdico continuo y pareciera fácil ser exitoso, pero no lo es".

Por su parte, Irarrázaval afirma que "un adolescente con más tiempo de uso de redes sociales, donde se suelen publicar noticias extraordinarias todo el tiempo, puede tener la sensación de que tiene peor calidad de vida que otros". A lo anterior se pueden sumar los casos de ciberacoso escolar que tiene efectos muy profundos y para toda la vida. Magnifica, acelera y masifica el efecto del bullying.

Matías Irarrázaval, psiquiatra de niños y adolescentes, asegura que, "en general, la consulta del hombre es más baja que en mujeres, porque le cuesta más reconocer el problema y buscar ayuda".

Aunque agrega que "también es verdad que el género influye en algunas patologías; por ejemplo, la depresión es hasta tres veces más frecuente en mujeres que en hombres en las fases adolescente y adulta".

En tanto, según Humberto Soriano, presidente de la Sociedad Científica para la Prevención, sin importar el género, "el consejo de los pediatras es no usar pantallas, ni objetos electrónicos hasta los tres años, y cuando sean adolescentes, solo una hora durante los días de colegio; dos horas máximo en los fines de semana".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba