Loader
Cáncer

Revolución contra el cáncer

La ciencia avanza a pasos gigantes en su lucha para erradicar el mal; seremos testigos de avances extraordinarios

Photo
En las pasadas décadas científicos alrededor del mundo han dedicado su vida a la investigación y desarrollo de nuevas maneras de batallar contra esta compleja enfermedad. (Shutterstock.com)
  • Compartir esta nota:

El cáncer se ha convertido en la principal causa de muerte en Puerto Rico, algo que debería llenar de preocupación y poner en alertar a toda la ciudadanía. Con el propósito de mejorar la calidad de vida de todos, en las pasadas décadas científicos alrededor del mundo han dedicado su vida a la investigación y desarrollo de nuevas maneras de batallar contra esta compleja enfermedad. Esto ha llevado a una evolución constante en términos de cómo se investiga sobre el cáncer y sobre los procedimientos que estos especialistas utilizan y perfeccionan con mucha frecuencia.

“La oncología, como rama de la medicina, está evolucionando a pasos agigantados debido al desarrollo de tecnologías que permiten la evaluación del genoma y la expresión del mismo. Esto nos ha llevado a entender procesos a nivel celular y, por ende, desarrollar terapias dirigidas para detener y tratar el cáncer”, indicó la doctora Marcia Cruz Correa, gastroenteróloga oncóloga del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico. “Estamos en la era de la medicina de precisión y las terapias continuarán desarrollándose hacia esa dirección. Existen miles de moléculas que están siendo evaluadas como objetivos (targets) para el desarrollo de fármacos moleculares para el tratamiento del cáncer”, dijo.

Estos tipos de estudios son respaldados por un diversas tecnologías que se han desarrollado para otros fines, pero a los cuales se les ha buscado la utilidad dentro de la lucha contra el cáncer. La doctora Cruz Correa mencionó tecnologías como la inteligencia artificial, la cual traerá sistemas robustos en múltiples áreas incluyendo en patología, en imágenes y en laboratorios, entre otros, algo que ayudará a incrementar la eficiencia y mejorar los diagnósticos y tratamientos.

En esa misma línea, la experimentada oncóloga considera que en los próximos años veremos nuevas formas y tratamientos en contra del cáncer. “En un futuro cercano veremos una revolución en la medicina de precisión, con terapias inmunológicas (inmunoterapia) que utilizan nuestro propio sistema inmunológico para detectar las células de cáncer y destruirlas. Esto incluye también un desarrollo de las terapias dirigidas, bloqueando proteínas que son los drivers del cáncer, que continuarán modificando el manejo de los pacientes de cáncer”, añadió Cruz Correa, quien pertenece a la Junta Asesora de la American Association for Cancer Research (AACR). “También, estaremos viendo terapias genéticas para modificar condiciones hereditarias modificando la expresión de los genes o modificando alteraciones genéticas. Además, veremos una evolución en las vacunas específicas dirigidas a reconocer proteínas (antígenos) en el tumor, ya que estas continúan desarrollándose como terapias para el tratamiento del cáncer o la recurrencia de cáncer en personas con historial previo de cáncer”, detalló.

AVANCES RECIENTES QUE HAN CAMBIADO EL CURSO DE LA ENFERMEDAD

Estos son algunos de los más importantes que se han llevado a cabo en los últimos años relacionados a la lucha contra el cáncer:

- PRUEBAS DE DETECCIÓN. La Sociedad Americana del Cáncer confirmó que varias pruebas sanguíneas nuevas se han estudiado para determinar si pueden detectar distintos tipos de cáncer de una manera más rápida que lo que ocurre en la actualidad. Por ejemplo, en el caso del cáncer del hígado, se han hecho muchos estudios buscando superar el tiempo que toman la prueba AFP y la ecografía. Entre las pruebas que se están estudiando en la actualidad se encuentran: DCP, Glypican-3, osteopontina y proteína de Golgi 73. También se evalúa el uso de pruebas por imágenes, diferentes a la ecografía.

- PREVENCIÓN. Una de las áreas en las cuales se ha querido que los pacientes enfoquen sus esfuerzos es en la prevención del cáncer en todas sus modalidades. Esto se puede lograr con cambios en el estilo de vida de las personas y al llevar rutinas más saludables. Sin embargo, esto no es suficiente. Por eso, los científicos han buscado distintas maneras de poder prevenir el cáncer en los pacientes. Por ejemplo, según la BBC, investigadores del Centro de Cáncer Princess Margaret, en Canadá, encontraron una manera para detectar cambios en los genes en muestras de sangre, con la finalidad de comprobar si ciertos genes están activados o no en una persona. Científicos de la universidad argumentan que esto podría indicar no solo la presencia del cáncer, sino también el tipo que padece el paciente.

- VACUNAS. El Instituto Nacional del Cáncer detalla que las vacunas de tratamiento contra el cáncer tienen la finalidad de reforzar la habilidad natural del cuerpo para protegerse a sí mismo, por medio del sistema inmunitario, de los peligros que presentan las células dañadas o anormales. Esto incluye a las células cancerosas. Se han hecho pruebas con diferentes vacunas que podrían prevenir los distintos tipos de cáncer. Ejemplo de esto es la vacuna contra el virus del papiloma humano, que se utiliza en la actualidad, pero también se trabaja con métodos y vacunas para prevenir o tratar las infecciones de hepatitis antes de que causen cáncer de hígado.

- INMUNOTERAPIA. También denominada terapia biológica, es un tipo de tratamiento que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer. Utiliza sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en un laboratorio para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario. El Instituto Nacional del Cáncer indicó que existen varios tipos de tratamientos que incluyen: anticuerpos monoclonales y terapias agnósticas del tumor, inmunoterapias no específicas, terapia con virus oncolíticos, terapia con células T y vacunas contra el cáncer.

- MICROBIOMA. Al conjunto de genes de las bacterias que habitan en el organismo se les conocen como microbioma. Según investigadores del Centro para Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, mientras más bacterias “buenas” hay en el intestino de los pacientes, mejor será, ya que estas podrían ayudar al sistema inmunológico a combatir mejor el cáncer. Por ejemplo, estos científicos encontraron que un microbioma más diverso ayuda a mejorar los resultados de inmunoterapia en pacientes con melanoma.

- TERAPIAS DIRIGIDAS. Pruebas realizadas por científicos, descritas por el Instituto Nacional del Cáncer, han creado oportunidades para formular terapias dirigidas, las cuales apuntan a cambios específicos, más frecuentemente a proteínas las cuales son responsables del crecimiento y desarrollo del cáncer. Según la organización “el surgimiento de terapias dirigidas y de inmunoterapias que aprovechan el poder del sistema inmunitario para combatir el cáncer, han extendido las opciones de tratamiento”.

- TERAPIA CON VIRUS. Científicos de la Universidad de Leeds y del Instituto de Investigación del Cáncer, de Inglaterra, han descubierto que cuando un virus anticáncer es inyectado en la sangre, este se pega a las células sanguíneas para evitar los ataques del sistema inmunológico, pudiendo así llegar hasta los tumores con cáncer, donde comienzan a destruir dichas células dañinas. La Sociedad Americana del Cáncer menciona que un método de tratamiento contra el cáncer del hígado es el virus conocido como JX-594. Con esto se busca que se infecten a las células cancerosas y no a las células normales. Se inyecta una solución que contiene el virus en los cánceres de hígado y el virus puede entrar en las células cancerosas, causando que estas células mueran o provocando la producción de proteínas que ocasionan que sean atacadas por el sistema inmunitario del cuerpo.

- ADAPTACIÓN DE LAS CÉLULAS AL OXÍGENO. El Premio Nobel de Fisiología y Medicina recayó en tres científicos, los estadounidenses William Kaelin y Gregg Semenza y el británico Peter Ratcliffe, por sus descubrimientos en la manera en que las células sienten el oxígeno y se adaptan a la situación. Esto permite que les llegue más oxígeno a los tejidos, si así lo requiere el momento. Según la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo, esta revelación es el cimiento de tratamientos actuales contra la anemia y será utilizada en medicamentos futuros contra el cáncer. “Sus descubrimientos han abierto la vía a nuevas estrategias prometedoras para combatir la anemia, el cáncer y otras muchas enfermedades”, informó la Asamblea en un comunicado.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba