Loader
Sigue las recomendaciones

Sé un diabético siempre preparado

Manejar la diabetes puede ser mucho más difícil cuando se acerca un evento atmosférico; ten tu mochila de emergencia al día

Photo
Los frascos de insulina, abiertos o cerrados, pueden estar a temperatura ambiente (fuera de nevera) hasta por 28 días. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Las lecciones del huracán María han calado hondo porque a todos —unos más y otros menos— nos azotó. Ante sus golpes, quienes padecen una enfermedad crónica como la diabetes, mostraron su vulnerabilidad. Muchos sufrieron, muchos padecieron…

En un país que, de acuerdo con la doctora Jessica Irizarry Ramos, consultora en Epidemiología de Enfermedades Crónicas del Departamento de Salud, tiene la prevalencia de diabetes más alta de Estados Unidos y sus territorios; más 1 de cada 3 adultos con diabetes utiliza insulina (33 %), las medidas son obligatorias.

Aun con este escenario, no hay razones para que la historia se repita. Por ello, la insulina —“oxígeno” de los pacientes con diabetes— cobra mayor relevancia y, como enfatiza la directora ejecutiva de la Asociación de Diabetes de Puerto Rico (ADPR), Brenda Padilla, el paciente tiene que educarse sobre su disponibilidad, uso y manejo.

Lo más importante en este momento, resalta Padilla, es que “los frascos de insulina, abiertos o cerrados, pueden estar a temperatura ambiente (fuera de nevera) hasta por 28 días. Los cartuchos o pens son distintos, pueden durar de 7 a 28 días en temperatura ambiente’’. Sobre estos últimos recomienda leer las instrucciones para asegurarse del tiempo que pueden durar abiertos.

No guardar la insulina en bolsas de agua ni de hielo, tampoco colocarla en el congelador más evitar que tenga contacto con el sol es parte del mensaje que —con insistencia— comunica la directora ejecutiva. Además, debes observar si tiene cambios en color y/o apariencia, cristales o coágulos, pues estos son signos de que está dañada.

Asimismo, es crucial la mochila o bulto de emergencia a prueba de agua y fácil de transportar. Como recalca Padilla, no esperes un boletín de temporal para crearlo: tenlo listo siempre. 

Manejar la diabetes puede ser mucho más difícil cuando se acerca un evento atmosférico porque hay pérdida de electricidad o enfrentas un desalojo de tu hogar. La mochila de diabetes te ahorrará muchas preocupaciones y tiempo establece el Diabetes Disaster Response Coalition (DDRC), coalición nacional de organizaciones sin fines de lucro dedicadas a servir las necesidades de la comunidad con diabetes.

Todo lo que necesitas llevar contigo debe estar en la mochila. Además de los suministros de rigor, incluye los documentos relacionados con la enfermedad y tu información personal. “En caso de que la emergencia te aturda, las personas pueden ayudarte más eficientemente al tener a la mano los detalles relacionados con tu condición de salud”, afirma la educadora y comunicadora en salud.

Tanto la ADPR como la DDRC aconsejan que anotes en una tarjeta: tu tipo de diabetes, otras afecciones médicas, alergias y cirugías; medicamentos actuales, dosis y horarios en que los tomas; el nombre de la farmacia, dirección y número de teléfono; medicamentos previos para la diabetes que hayas tomado, y los más recientes; marca, modelo y número de serie de tu bomba de insulina o CGM; nombre de tu doctor, número de teléfono y dirección; números de teléfono y direcciones de correo electrónico de tu familia, amigos y trabajo; que poseas una copia con los resultados de laboratorio más recientes, copia de tu tarjeta de seguro de salud, copia de tu identificación con foto que te identifica como paciente de diabetes y otras condiciones de salud que padezcas y dinero en efectivo. Todo lo antes mencionado debes guardarlo en una bolsa plástica.

Diabetes versus emociones

La respuesta del cuerpo al estrés se considera uno de los principales factores para el descontrol de la diabetes. Los pacientes con diabetes y pobre control de sus emociones tienen mayor riesgo de complicaciones. Por tal razón “toma el control de lo que sientes y, con la información que te ofrecen los medios de comunicación actúa responsablemente’’, dice Padilla.

Como paciente de diabetes tienes la responsabilidad de mantener la calma. Si no lo haces, es posible que provoques una visita a la sala de emergencia cuando todos los esfuerzos deben estar enfocados en la protección de la vida y propiedad en la emergencia.

¿Qué más debe incluir tu mochila de emergencia?

  • Suministros para un periodo de 30 días de todos los medicamentos que tomas, incluso insulina y glucagón, además de la cartera de frío (“cooler”) para la insulina
  • Monitor de glucosa con tirillas y lancetas para 30 días de uso
  • Suministros para la bomba de insulina o MCG
  • Un frasco plástico con tapa que sirva para desechar las jeringuillas y lancetas
  • Artículos para tratar el nivel alto de azúcar en la sangre, como suministros de la bomba (equipos de infusión) y/o jeringas.
  • Alternativas para hipoglucemia o bajones de azúcar, como: jugos 100% (4oz), caramelos duros (sin azúcar), soda regular, pastillas de glucosa o gel, miel
  • Agua embotellada para 14 días (1 galón diario por persona)
  • Alimentos no perecederos para 14 días
  • Baterías adicionales para el radio, monitor de glucosa, etc.
  • Ropa de colores claros, más ropa íntima
  • Zapatos cerrados y medias para personas con diabetes
  • Linterna, pito, radio, cuchillo
  • Radio de baterías
  • Abanico de batería
  • “Kit” de primeros auxilios más antibacterial
  • “Kit” de higiene personal tamaño viajero
  • Cargadores solares para celulares y otros dispositivos
  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba