Loader
Registrarse es el primer paso

Tips para visitar Disney con un familiar con autismo

Si el destino de tus vacaciones familiares es Disney, y tienes un niño o adulto con condiciones que necesitan atención especial, sigue las recomendaciones

  • Por Raisa Rivas Español / Especial para Por Dentro
  • 29 JUL. 2018 - 04:30 AM
Photo
Hay áreas ideales para los "breaks" en cada parque, donde el paciente autista puede tener un alivio del gentío y del ruido. (Foto: Matt Stroshane/Disney)
  • Compartir esta nota:

Si el destino de tus vacaciones familiares es Disney, y tienes un  niño o adulto con condiciones que necesitan atención especial, lo primero que debes hacer es descargar la Guía para Huéspedes con Discapacidad Cognitiva, en inglés.

Además, en Disney cuentan con el sistema de Servicio de Acceso por Discapacidad (DAS, en inglés), creado para quienes no toleran largas horas de espera en las atracciones, como suele suceder con las personas con autismo. Es una tarjeta que, una vez otorgada, permite ir a horas específicas a las atracciones.

¿Cómo funciona? Al llegar a la atracción, identifícate con el cast member, como llaman a sus empleados, quién te indicará a qué hora puedes volver, basado en el tiempo de espera real. Es decir si la fila es de dos horas, te dirán que regreses en dos horas, pero no tendrás que permanecer en fila y puedes aprovechar ese tiempo y disfrutar de otras atracciones del parque. Al salir de la atracción, puedes solicitar para otra y puedes combinarlo con un FastPass+ tradicional.

Para participar en el servicio DAS, registra al visitante en “Servicio al Cliente”, tan pronto entres al parque (no puedes hacerlo antes de viajar). Allí le tomarán una foto. No es necesario llevar certificado médico ni dar detalles privados de la salud de tu familiar. Presenta los boletos o el brazalete “MagicBand” de todos los del grupo familiar viajero, para, luego, obtener las entradas a las atracciones a las mismas horas. El DAS es válido por hasta 14 días, dependiendo del boleto de admisión que tengas, por lo que solo tendrás que hacer el proceso una sola vez.

Sigue estos consejos:

  1. Compra los boletos  anticipados.
  2. Ve los videos de las atraciones en las páginas web de Walt Disney World con tu familia, así se van preparando. Haz un calendario visual para que el huésped con discapacidad cognitiva se familiarice con lo que puede esperar.
  3. Identifica a tu niño o familiar. Tómale una foto en tu celular. Ponle un brazalete con su nombre y un teléfono de contacto.
  4. Protégelo del ruido con audífonos o tapones de oído y llévale su propio entretenimiento.
  5. Si el niño va en coche, lo que no se permite en las filas, notifica a un cast member, quien te dará una etiqueta de identificación que debe permanecer en el coche.
  6. Identifica las atracciones a las que  llevarás a tu familiar. Si consideras que la atracción no es adecuada, usa el “Rider Switch” un servicio que permite que un miembro de la familia no suba al ride si tiene que cuidar al niño o adulto autista, por ejemplo, mientras sus familiares se montan y, cuando estos terminan el ride, el que se quedó puede disfrutarla, sin hacer fila.  
  7. Los breaks son fundamentales. Separa tiempo para tomarlos y para los imprevistos. Hay áreas ideales para los breaks en cada parque, donde el paciente autista puede tener un alivio del gentío y del ruido. Esto pasa en todas las familias visitantes a los parques, así que la flexibilidad y la paciencia son claves. El agotamiento y el clima, sobre todo en verano, juegan malas pasadas y, a veces, las cosas no salen  como lo planificaste. Si hay varios adultos en el grupo, hacer turnos ayudará y aliviará a todos sin obligar a que estén juntos todo el tiempo. Pero también habrá veces que una crisis hará que no visiten alguna atracción. Ve primero a las atracciones que más te interesan. Más tarde, si tu familiar con discapacidad necesita descansar, hazlo. Esto te puede garantizar estar en el parque hasta tarde porque, de lo contrario, la situación se puede salir de control y tener que irte antes. 
  8. Los hoteles del resort tienen  estímulos visuales y sensoriales, muy abundantes, pero hay variedad de temas y ambientes. Hay algunos muy tranquilos como el Fort Wilderness Resort & Campground y el Wilderness Lodge. Aunque no son económicos, hay una división de camping, muy relajada y en plena naturaleza, que es la más económica de todo Walt Disney World (pero tienes que tener tu propio equipo). Esos resorts están muy cerca de Magic Kingdom y son accesibles por botes. Cerca de Epcot, están el Yatch Club y el Caribbean Beach Club Resort, ambos excelentes, pero son de lujo. En cuanto a los hoteles con precios moderados, los de Port Orleans (River Side y French Quarter) son tranquilos y con acceso a botes.
  9. Si optas por  uno de los hoteles value, los más económicos, recuerda que el acceso a los parques es en autobús y toma tiempo. Estos hoteles son los favoritos de grupos deportivos y escolares, por lo que son más bulliciosos en áreas públicas como las piscinas. Para evitarlos, usa las instalaciones temprano o más tarde en la noche y coordina para usar el transporte fuera de horas pico.

Al seleccionar las atracciones

Sé cauteloso, reconociendo las necesidades de tu familiar y que no todas las atracciones tienen el mismo efecto en todos los visitantes. Por ejemplo, en muchas de ellas hay oscuridad o carritos que dan vueltas o suben o bajan rápidamente, o hay humo, ruido intenso y destellos de color. Todos esos son factores que podrían afectar o no a tu familiar, dependiendo de su condición. Si tiene dudas, consulta a un profesional de la salud.

En la sección de mapas en todos los partes encontrarás una “Guía para visitantes con discapacidades”, que aunque son más enfocadas a problemas motores, auditivos o visuales, hacen advertencias adicionales de seguridad y de áreas con efectos especiales para personas sensibles a estos.

En términos generales, hay atracciones divertidas pero de baja intensidad en cada parque.

En Magic Kingdom están It’s Small World, un paseo tranquilo en botecito; Jungle Cruise, Swiss Family Tree, Liberty Square Riverboat, que va hasta la isla de Tom Sawyer, y un clásico que no falla, el Walt Disney World Railroad, el tren que recorre gran parte del parque y que va a Fantasyland, donde hay atracciones para niños pequeños.

En Epcot hay varias, entre ellas, el paseo en bote de Grand Fiesta Tour Starring the Three Caballeros, en el pabellón mexicano, Frozen Ever After, The Seas with Nemo y el Spaceship Earth.

En Disney’s Hollywood Studios, por su parte, estrenó recientemente Toy Story Land.

En Animal Kingdom disfrutarán bastante si le gustan los animales, especialmente en el Kilimanjaro Safari, en el show de Lion King y en el nuevo espectáculo UP! A Great Bird Adventure. Allí también está el Maharajah Jungle Trek con senderos para caminar, donde hay tigres y otros animales y se ofrecen datos curiosos sobre ellos.

Si no quieren perderse los fuegos artificiales…

Aparte de que puedan usar audífonos, una buena idea es verlos desde uno de los restaurantes, y así se atenúa el ruido intenso, o verlos desde uno de los hoteles de Magic Kingdom (no tienen que ser huéspedes). Estos son el Contemporary Resort, el Disney's Polynesian Village Resort o el Grand Floridian.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba