Loader
En alerta

Toma medidas de prevención al ir a un hospital

Existen algunas guías de protección para acudir a recibir algunos de los diversos servicios que allí se ofrecen durante la pandemia del COVID-19

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 19 JUL. 2020 - 06:00 AM
Photo
Es importante mantener el distanciamiento social y usar la mascarilla en todo momento (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Es un hecho que la pandemia de COVID-19 ha cambiado la manera en la que se ofrecen los servicios de la salud y que, ante la incertidumbre y el desconocimiento iniciales de la enfermedad, muchos pacientes aún sienten cierta renuencia a acudir a los hospitales a recibir tratamientos, realizarse procedimientos habituales e incluso llegar hasta las salas de emergencia.

Sin embargo, ya sorteada esa etapa, y con un poco más información sobre la enfermedad ocasionada por el virus SARS-CoV-2, los hospitales han fortalecido las medidas para garantizar la seguridad no solo de los profesionales que allí laboran y los pacientes hospitalizados, sino también de los pacientes que visitan esas instalaciones.

En una entrevista reciente para la publicación de Hospitales de El Nuevo Día, el licenciado Jaime Plá, presidente de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, aseguró que, desde un principio, el primer paso esencial en los hospitales de la isla fue revisar todas las guías compartidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, en inglés) para identificar los indicativos para el manejo de la condición (en los hospitales), antes de que se diera el primer caso de COVID-19 en el país.

Desde entonces, los hospitales han ido optimizando sus guías, según lo establecido por estas entidades de salud, con miras a ofrecer un mejor servicio y proteger la salud de todos.

“Se han realizado los ajustes necesarios, según las guías establecidas por los CDC. Hemos cambiado la dinámica de las citas y la capacidad de las distintas áreas para asegurarnos cumplir con el distanciamiento social y proteger a nuestros pacientes, visitantes y empleados”, explican la doctora Diana M. Otero Castro, subdirectora médica del Programa Antimicrobial Stewardship del hospital HIMA San Pablo Caguas; y el doctor Bolívar Arboleda, director médico de la misma institución hospitalaria, quienes señalan que, como parte del proceso, los pacientes y los visitantes deben estar atentos a las medidas establecidas para proteger a la población general intrahospitalaria como el uso de mascarillas, la toma de la temperatura y el lavado de manos antes de entrar a la institución, ya sea con agua y jabón o con desinfectante de manos (”hand sanitizer”).

Agregan que ahora, antes de una hospitalización, también es una práctica institucionalizada realizar un minucioso cernimiento para identificar posibles casos de COVID-19.

“Todos los centros de salud han establecido sus guías y protocolos para que la comunidad en general se sienta segura de visitarlos. Nosotros tomamos precauciones desde que entra el paciente”, aseguran los entrevistados, quienes enfatizan que otra manera de asegurarse de que los centros hospitalarios cumplen con los requerimientos de seguridad es observar la rigurosidad en el cumplimiento de las medidas establecidas, no solo por parte del personal que allí labora, sino también de los pacientes que van en busca de los servicios.

“Uno de los cambios ‘obligatorios’ para que un hospital siga funcionando ha sido la comunicación entre el hospital, sus empleados y los pacientes. Antes llegábamos cuando mejor nos parecía para realizar un estudio. Ahora debemos llamar con anticipación, preocupándonos por nosotros mismos como pacientes, por el médico y personal que nos recibe, por otros que puedan haber llegado antes o después de nosotros, pero, sobre todo, para no llevar el COVID-19 a casa”, explica, por su parte, Carmen Morales, principal oficial de enfermería, quien detalla que el cumplimiento con la higiene de manos y la etiqueta de tos es primordial.

“La presencia de la mascarilla nos ha hecho más conscientes de que debemos ser más precavidos al hablar, toser y estornudar. Eso nos ayudará a evitar otras condiciones respiratorias como la influenza y la micoplasma”, subraya Morales, al comentar que una de las ganancias es que, ante la situación, ha observado que muchos pacientes “ya nos preguntan cuándo comienza la vacunación en contra de la influenza, pues hemos aprendido que ese es uno de los métodos que, sin gran esfuerzo, nos protegerá”. También opina que el cumplimiento del lavado de manos ha sido exitoso.

Pero, ¿qué otras medidas deben observar quienes acudan a una institución hospitalaria?

Para los tres entrevistados, existen unos elementos clave de seguridad y calidad hospitalaria a los que los pacientes que necesiten estos servicios deben estar atentos durante sus visitas a estos centros:

  1. Deben de buscar ayuda de inmediato de ser necesario; no procrastinar los procesos para evitar complicaciones.
  2. Cumplir con las guías establecidas por la institución en todo momento.
  3. Sacar sus citas con tiempo.
  4. Verificar los aspectos de seguridad personal que debe seguir con el área clínica en la que se estará realizando el servicio.
  5. Notificar si ha tenido fiebre, tos u algún síntoma que pudiera ser indicativo o sospecha de COVID-19.

Según los profesionales, la medición estos elementos implica, no solo el establecimiento de rondas para verificar cumplimiento de los protocolos establecidos por la institución, sino también que las instituciones hospitalarias enfaticen en el grupo de trabajo una cultura de seguridad mediante el ofrecimiento de talleres de resiliencia a todos sus empleados, de manera que, a través de la evaluación entre pares, aumente el nivel de cumplimiento, tanto en el personal del hospital como en los visitantes.

Ante la preocupación de algunas personas de acudir a los hospitales para recibir servicios ancilares y de emergencia, los entrevistados aseguraron que estas deben sentirse confiadas y no evitar o posponer acudir a un hospital, ya que podrían poner en riesgo su salud.

“Es importante que tan pronto el paciente sienta algún cambio o deterioro de su condición busque ayuda inmediatamente. En muchas ocasiones, los pacientes están llegando tarde (varios días luego del comienzo de los síntomas), lo cual tiene unas consecuencias negativas para el paciente, ya que, en ocasiones, llegan demasiado complicados de salud”, advierten la doctora Otero Castro y el doctor Arboleda, quienes añaden que, como parte de las guías establecidas, los hospitales también les están pidiendo a los pacientes que se vayan a realizar algún procedimiento electivo que se realicen la prueba molecular de COVID-19 siete días antes de la hospitalización o procedimiento, siguiendo las guías establecidas por la institución.

Sin embargo, subrayan que, en estos momentos, las recomendaciones continúan siendo básicamente las mismas.

“La mejor recomendación para la prevención es que se continúe con el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de mascarillas y buscar ayuda de inmediato si tienen algún síntoma, no necesariamente del COVID-19, sino de cualquier otra situación que afecte su salud”, concluyen.

Recomendaciones

  • Si vas a recibir servicios que no son de emergencia, llama antes para sacar una cita y asegurarte de las medidas de seguridad que debes seguir.
  • No olvides llevar tu mascarilla puesta en todo momento.
  • Sigue las instrucciones del personal de seguridad y administrativo del hospital desde que llegas al estacionamiento. Observa que as medidas de prevención y seguridad se estén siguiendo. Si no es así, comunícate con personal de la administración hospitalaria para compartir tus preocupaciones o dudas.
  • Evita ir acompañado, si no es necesario. Probablemente, tu acompañante tendrá que esperarte en su auto.
  • Si no necesitas servicios de la sala de emergencias, entra por otra entrada designada.
  • Contesta las preguntas de cernimiento fielmente.
  • Observa la sala de espera y las medidas de distanciamiento social y lavado o desinfección de manos.
  • Antes de entrar a tu cita, lava o desinfecta tus manos.
  • Una vez salgas, lava y desinfecta tus manos nuevamente. Cuando llegues a tu casa, lava tus manos, desecha la mascarilla (o lávala, si es reusable), quítate esa ropa y toma un baño.
  • Recuerda que, si tomas las medidas de precaución adecuada, acudir a un hospital pudiera salvar tu vida. No dilates la visita si tienes síntomas que ameritan atención inmediata.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba