Loader
Cáncer colorrectal

Un “buttfie” por el cáncer colorrectal

En el mes de concienciación sobre esta enfermedad, los profesionales de la salud hacen un llamado a la prevención

Photo
La campaña “#Buttfie Vs. Cáncer”, alude a la moda de tomarse “selfies” aunque, en este caso, es para popularizar un tema relacionado al trasero.
  • Compartir esta nota:

El cáncer de colon y recto se mantiene en la isla como la primera causa de muerte cuando se suma la población de hombres y mujeres con el diagnóstico. Es, además, el segundo cáncer más común, tanto en féminas como en varones, según se desprende de los datos recopilados por el Registro de Cáncer de Puerto Rico para el periodo entre el 2010 y el 2014.

Cabe destacar, además, que en Puerto Rico se diagnostica diariamente un promedio cinco personas con este tipo de cáncer. Lo que resulta en sobre 1,800 nuevos casos anualmente.

Una cifra que debe preocuparnos. Más aún si se tiene en cuenta que también ha habido un aumento del diagnóstico en personas más jóvenes.

El 10% de todos los cánceres de colon en Puerto Rico se diagnostican en personas menores de 50 años”, advierte la doctora Marcia Cruz Correa, gastroenteróloga e investigadora clínica en el Centro Comprensivo de Cáncer, Recinto de Ciencias Médicas y presidenta de la Coalición de Cáncer Colorrectal de Puerto Rico (CCCPR).

Por eso, destaca la especialista, en la isla se comenzaron a hacer las pruebas de detección temprana a los 40 años, gracias a la orden administrativa 334 de marzo de 2015, del Departamento de Salud. Es lo que permite que los planes médicos aprueben el uso de la prueba inmunoquímica fecal (FIT, por sus siglas en inglés) para esta población.

Este examen puede detectar la presencia de sangre en la materia fecal, lo que pudiera representar la presencia de pólipos o cáncer. En caso de que los resultados sean positivos, es necesaria la colonoscopía para evaluar el colon y el recto en toda su extensión.

De la misma forma, las personas menores de 50 años con historial familiar de cáncer de colon u otro factor de riesgo también se deben esta prueba o la colonoscopía, recomienda la doctora Cruz.

Precisamente, para concienciar a la población, la Coalición de Cáncer Colorrectal de Puerto Rico lanzó recientemente la campaña “#Buttfie Vs. Cáncer”, en la que se alude a la moda de tomarse “selfies” aunque, en este caso, es para popularizar un tema relacionado al trasero.

“El reto es que hables del tema y, de la misma forma que te tomas un selfie para mirarte la cara, también te preocupes de mirar tu colon y hacer prevención”, explica la doctora Cruz. De hecho, la foto de la campaña publicitaria, en la que aparece una persona de espalda, pide que te tomes un “Buttfie” (foto del trasero) en vez de un “selfie” y cambies la foto de tu perfil en las redes sociales. “Lo que queremos es concienciar a la población de que es un cáncer que es 90% prevenible si se hacen las pruebas a tiempo”, añade la investigadora.

De forma parecida se expresa la doctora Priscilla Magno, gastroenteróloga intervencional del Hospital del Centro Comprensivo de Cáncer, quien coincide en que la prevención es la mejor herramienta. “Con la colonoscopía podemos evaluar las lesiones de riesgo para cáncer de colon, conocidas como pólipos adenomatosos, y removerlos durante el examen. Así que se puede hacer una excelente prevención y, si encontramos el cáncer en un estadio temprano, la persona puede tener una sobrevida de más del 90%”, agrega la gastroenteróloga.

El pólipo adenomatoso es una lesión o verruga que se puede detectar durante el estudio de la colonoscopía y al eliminarse, el cáncer no tiene oportunidad de desarrollarse.     

La doctora Magno también enfatiza en la importancia de que los pacientes se hagan la colonoscopía de seguimiento, según las indicaciones del médico.  Por ejemplo, en algunos casos puede ser al año debido a la condición de salud del paciente, mientras que en otros puede ser de cinco o diez años. Sin embargo, esto cambia a partir de los 75 años.

“Las guías dicen que entre 75 y 85 años el médico evalúa al paciente en su carácter individual, basado en su historial (ya sea de pólipos o de cáncer) y en su condición de salud general. Por encima de los 85 años no se recomienda”, sostiene la gastroenteróloga.  

Pruebas de cernimiento

Los dos exámenes para detectar el cáncer de colon y recto en personas que no tienen síntomas son:

  • Examen de heces para verificar la presencia de sangre oculta (Fecal Inmunological Testing – FIT), que se debe repetir anualmente.  Si el examen es positivo, la persona se debe hacer una colonoscopía.
  • Colonoscopía. Examen que se utiliza un tubo flexible, colonoscopio, con luz, cámara y un canal para hacer biopsias de ser necesario. Esta prueba evalúa el interior del colon y recto para identificar pólipos y removerlos.  Generalmente se repite cada 5 a 10 años dependiendo del historial familiar.  

Fuente: Coalición de Cáncer Colorrectal

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba