Loader
Los partos prematuros se dan antes de las 37 semanas

Uno de cada siete niños en el planeta tiene bajo peso al nacer

El 90% de los casos de bajo peso al nacer se concentra en naciones de bajos y medianos ingresos. Sin embargo, advierten los autores, la situación en países desarrollados no es la ideal

  • Por El Mercurio / GDA
  • 16 MAY. 2019 - 12:17 PM
Photo
Cada año, unos 20.5 millones de bebés en el mundo nacen pesando menos de 5.5 libras. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Cada año, unos 20.5 millones de bebés en el mundo nacen pesando menos de 5.5 libras; es decir, uno de cada siete recién nacidos. Esto los pone en un mayor riesgo de retraso en el crecimiento y de sufrir, en la adultez, enfermedades crónicas, como diabetes y patologías cardiovasculares.

Así lo advierte un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la revista The Lancet.

Junto a la Unicef y la London School of Hygiene & Tropical Medicine, de Inglaterra, analizaron datos de 281 millones de nacimientos en 148 de los 195 países de la ONU, entre los años 2000 y 2015.

El 90% de los casos de bajo peso al nacer se concentra en naciones de bajos y medianos ingresos. Sin embargo, advierten los autores, la situación en países desarrollados no es la ideal: aunque tienen tasas bajas, no se produjeron cambios en la prevalencia del problema en el período analizado.

Prevenir

Tal como señala la doctora Hannah Blencowe, autora principal del estudio, "en países de altos ingresos, la prematurez (antes de las 37 semanas) se debe a una mayor edad de la madre (sobre los 35 o 40 años), el tabaquismo, cesáreas no médicamente indicadas y tratamientos de fertilidad que aumentan el riesgo de nacimientos múltiples".

Que las mujeres sean madres mayores de los 35 o 40 años supone un mayor riesgo de problemas como hipertensión (preclampsia).

Otro factor no menor es la epidemia de obesidad: alrededor del 60% de las chilenas tiene sobrepeso u obesidad al momento del embarazo, afirma doctor Rogelio González, ginecoobstetra de la Unidad. "Eso se asocia a diabetes gestacional que aumenta el riesgo de prematurez".

Por ello, los especialistas concuerdan en la importancia del consejo pregestacional, es decir, una consulta en la que se evalúe la situación de salud de la mujer para intervenir en aquellos factores de riesgo modificables antes del embarazo. "Hoy se habla del concepto de ‘programación fetal’; el origen in utero de las enfermedades del adulto. Y nacer de bajo peso es un riesgo que, en muchos casos, se puede prevenir", comenta el doctor Jorge Carvajal, jefe del Departamento de Obstetricia de la Escuela de Medicina UC.

Ese es, de hecho, uno de los mensajes de los autores del estudio. Ya que aun cuando la prevalencia mundial de bajo peso al nacer se redujo ligeramente, de 17.5% en 2000 a 14.6% en 2015, la cifra está lejos del objetivo global de reducir en 30% la prevalencia para el año 2025.

Incluso simples medidas posparto no se cumplen, advierte Julia Krasevec, de Unicef y coautora del estudio. "Todos los recién nacidos deben ser pesados y, sin embargo, no tenemos registro de casi un tercio de ellos a nivel mundial. No podemos ayudar a las guaguas y a sus madres sin esa información".

Mayor riesgo

Junto a factores como la maternidad tardía, el sobrepeso, la obesidad y el tabaquismo, la depresión perinatal también puede jugar en contra, según un estudio de la Universidad de Washington, Estados Unidos, que concluyó que padecer este trastorno del ánimo durante el embarazo -lo que ocurre en alrededor del 10% a 15% de las madres- incrementa el riesgo de un parto prematuro y de bajo peso al nacer.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba