Loader
Según un estudio

Vapear aumenta el riesgo de daño al sistema respiratorio

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis crónica, enfisema y asma son sus consecuencias

Photo
Vapear consiste en inhalar vapores creados por el calentamiento a alta temperatura de un líquido dentro del cigarrillo electrónico. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Estudios recientes publicados en Estados Unidos confirman lo que ya se sospechaba desde hace meses: los cigarrillos electrónicos pueden causar serios problemas en el sistema respiratorio, incluyendo condiciones como enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis crónica, enfisema y asma.

El estudio “Asociación del uso de cigarrillos electrónicos con las enfermedades respiratorias entre adultos: un análisis longitudinal”, de los investigadores Dharma N. Bhatta y Stanton A. Glantz y publicado en el American Journal of Preventive Medicine, concluyó que el uso de cigarrillos electrónicos parece ser un factor de riesgo independiente para enfermedades respiratorias, además de fumar cigarrillos regulares. Aunque en teoría cambiar de tabaco combustible, incluidos los cigarrillos, a cigarrillos electrónicos podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias, la evidencia indica una alta prevalencia de uso simultáneo, lo que triplica las posibilidades de que una persona sufra de una enfermedad respiratoria seria.

Según data provista por los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), hasta el 17 de diciembre se habían reportado 2,506 hospitalizaciones en todo Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico, a causa de lo que se conoce como lesiones por el uso de productos de vapeo (EVALI). De esos, murieron 54 personas.

Este estudio se une a uno publicado hace algunos meses por la Revista de la Asociación Médica Canadiense (CMAJ), en el cual se indica el descubrimiento de lo que consideran como un nuevo tipo de lesión en los pulmones causado por el vapeo con cigarrillos electrónicos y que es similar a la bronquiolitis obliterante. La enfermedad es diferente a las lesiones de EVALI.

Por otro lado, en un estudio publicado el 20 de diciembre de 2019 en el New England Journal of Medicine, se indicó que unos científicos analizaron muestras de 51 casos de personas con EVALI donde se identificó acetato de vitamina E en muestras de líquido recolectadas de los pulmones de 48 de esos pacientes.

El acetato de vitamina E es un aditivo que se utiliza en la producción de cigarrillos electrónicos o productos de vapeo como agente espesante. También se le conoce como alfa-tocoferol y se usa a menudo en productos dermatológicos como las cremas para la piel. La investigación también ha confirmado que la enfermedad ha afectado principalmente a personas que habían vapeado líquidos con THC (Tetrahidrocannabidol). Se encontró THC en un 82% de las muestras analizadas y nicotina en un 62%.

¿Qué es vapear?
Vapear (vaporeo, según la Real Academia Española) consiste en inhalar vapores creados por el calentamiento a alta temperatura de un líquido dentro del cigarrillo electrónico. La mayoría de esos líquidos contienen nicotina, que se ha probado científicamente que es adictiva y afecta el desarrollo del cerebro antes de los 25 años.

Sin embargo, los cigarrillos electrónicos no incluyen muchas sustancias cancerígenas que se encuentran en los cigarrillos combustibles, como el alquitrán. Pero, el vapor contiene partículas finas que penetran en los pulmones. Incluye metales (níquel y plomo, entre otros) que, probablemente, se desprenden de la bobina utilizada para calentar el líquido, y aditivos considerados seguros en la industria alimentaria, pero que están relacionados con enfermedades pulmonares o no se han estudiado en su forma vaporizada.

Salud en peligro
Las enfermedades respiratorias que se asocian a esta actividad, como el asma, la bronquitis, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el enfisema, son muy peligrosas para la salud. Por ejemplo, cuando se presenta un ataque de asma, que es causada por una inflamación de las vías respiratorias, se reduce la cantidad de aire que puede pasar por estas vías. Esta condición provoca una disminución en la capacidad de hacer ejercicios, causa falta de sueño, tos persistente, dificultad para respirar y podría hasta causar la muerte, al igual que el resto de las enfermedades crónicas de las vías respiratorias.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba